Después de varios años cumpliendo sueños TIPILAND FACTORY cierra sus puertas. Mil besos de parte del equipo y hasta siempre