¿Cómo nace Tipiland Factory?

Érase una vez una mamá fotógrafa que decidió coser un precioso tipi para que sus niños jugasen e imaginasen mil mundos maravillosos. La mamá fotógrafa decidió un buen día usarlo para una preciosa sesión de fotos de una bonita familia. Fue tal el éxito que decidió convertir esta bonita idea en un proyecto maravilloso que pudiese llegar a muchos niños más, no sólo a los suyos.

Así surge Tipiland Factory. Yo soy esa mamá fotógrafa. Me llamo Natalia Ibarra y me encanta el mundo de los niños. Soy una amante de Peter Pan y de los mundos fantásticos y en mi interior sigue existiendo una niña que se niega a crecer.

Me encantan los juegos, me encanta la decoración y la fotografía. Y sobre todo me gusta hacer las cosas con mucho mimo y grandes dosis de pasión. Entrar en Tipiland Factory es entrar en un mundo lleno de posibilidades en el que no hay nada que no pueda hacerse realidad.

 

¡Gracias por visitarnos!